Los estudios hidrológicos e hidráulicos, y especialmente los estudios de inundabilidad, son un requisito imprescindible para cualquier intervención urbanística o infraestructural en zonas que pudieran afectar a cauces públicos, siendo necesaria la aprobación de las obras por parte de la Confederación Hidrográfica competente.

Por otra parte, el análisis de los efectos de un vertido urbano o industrial permite enmarcar el mismo dentro de la normativa vigente, o determinar las medidas necesarias para su cumplimiento.

Análisis de vertidos.

Mediante simulación informática, podemos valorar los efectos de vertidos contaminantes químicos o biológicos en cursos fluviales o acuíferos en términos de dispersión, concentración y tiempo de exposición, determinando las zonas afectadas y planteando alternativas tanto para el saneamiento de las mismas como para la reducción o eliminación de los impactos. Igualmente, se pueden determinar de manera previa los puntos óptimos de vertido, minimizando los efectos provocados por este en su situación actual o futura.

Estudios hidrológicos e hidráulicos. Inundabilidad.

Determinación de zonas inundables, en situaciones actual y futura, permitiendo planificar intervenciones urbanísticas y obras civiles y anticipar soluciones ante posibles problemas medioambientales, caracterizando los impactos existentes o causados por el desarrollo futuro. En la realización de estos estudios, necesarios tanto para obtener los permisos desde las Confederaciones Hidrográficas como para el correcto dimensionamiento de obras e infraestructuras, Gestenor trabaja con todos los parámetros que puedan tener repercusión en los niveles del agua, desde cambios de usos del suelo o modificación en las condiciones de escorrentía, hasta los posibles efectos del cambio climático en el régimen pluviométrico.

Otras posibles aplicaciones son:

-la ordenación del territorio y la planificación del desarrollo urbanístico,
-la evaluación del beneficio económico de distintas actuaciones urbanísticas,
-el establecimiento de planes de emergencia y prevención de impactos económicos,
-identificación de soluciones a las inundaciones presentes y futuras,
-el dimensionamiento de infraestructuras,
-la restauración medioambiental.

Igualmente, la determinación de los recursos hídricos de una zona sirve para planificar adecuadamente no solo las infraestructuras necesarias, sino también los planes de gestión del agua y el territorio, las necesidades de regadío o las posibilidades de usos del suelo, entre otros.

Saneamiento y recuperación de masas de agua.

La modelización informática global de un sistema acuático, incluyendo desde cursos fluviales a infiltraciones o acuíferos subterráneos, permite evaluar el estado ecológico de las masas de agua, y localizar los puntos críticos de las mismas, planteando en consecuencia distintas opciones para su recuperación medioambiental. Al simular las diferentes alternativas, que pueden incluir procesos de bio-remediación, filtración, variación del tiempo de renovación del agua o modificación de la hidrodinámica, se establece una relación clara entre el coste y el beneficio de cada una de ellas, alcanzando de esta manera una solución idónea desde el punto de vista económico y medioambiental


Agua